De Facto (Opinión)

La disputa cuerpo a cuerpo: Edomex

Más de 50 mil mapaches… ¿alquimistas?

Por: Miguel Angel Culebro Acevedo

Increíblemente extraordinario; es inédito la presencia de más de ¡50 mil hombres y mujeres de todo el país!, de todos los partidos políticos, que se han concentrado desde hace quince días en los municipios conurbados de la Ciudad de México, los más populosos de la entidad mexiquense y cuéntese a Nezahualcóyotl –en primer lugar-, Ecatepec, Chimalhuacán, Texcoco, Chalco, Ixtapaluca, Chicoloapan, Valle de Chalco, San Martín de las Pirámides, San Juan Teotihuacán, Acolman, Coacalco, Tultitlán, Cuautitlán, Izcalli, Naucalpan y Tlalnepantla, entre otros de los 42 que engloba el Valle de México y donde se concentra el mayor número de votantes. La lucha encarnizada por el poder tiene participando, -con dinero público-, a todos esos “invitados” para defender a Alfredo del Mazo III, al PRI y por supuesto, al poder mismo. Los hay contrarios, para defender a Morena.Aunque resulta aventurado, hay quienes hacen cuentas sobre la presencia de los “mapaches”, que más bien se pueden englobar como alquimistas, los magos que harán aparecer boletas electorales a favor de Alfredo del Mazo, que del dinero público, muchos analistas comentan que podría rebasar los ¡CUARENTA MIL MILLONES DE PESOS! que toda la maquinaria gubernamental del gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto y por lo menos 17 gobernadores del país estarían gastando para “convencer” a más de siete millones de votantes del Valle de México. El dinero en enseres domésticos, material de construcción, promesas de dinero en tarjetas “rosas” y muchos otros “atractivos” para convencer a los mexiquenses que el próximo 4 de junio habrán de decidir la suerte del PRI, mediante la disputa real de poder. Además del efectivo para ir a votar, 48 horas antes de la elección.

Los arribistas de todas las entidades convocadas desde la presidencia de la república a través de sus gobernadores, van con todos los gastos pagados; lo lamentable es que ni conocen el estado de México y mucho menos que vayan a invertir el dinero público que tendrán en sus manos para cooptar el voto. Hay evidencias de que en elecciones de otros estados, donde incluso han perdido, como en Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, los enviados de otras entidades se han robado el dinero que les dieron para comprar conciencias; la entidad mexiquense es marco esplendoroso para lo mismo, los enviados harán perder a Alfredo del Mazo, porque preferirán quedarse con el dinero efectivo que convencer a quienes ni conocen y tampoco saben si votarán por el heredero de la dinastía y primo de Enrique.

A doce días de la elección que marcará el futuro de este empobrecido y saqueado país, ya se contabilizan encuentros violentos para cerrar el paso a morenistas. En muchos municipios se disponen a defender sus parcelas y cuotas de poder a sangre y fuego; ya han aparecido armas y encuentros cuerpo a cuerpo, con lesionados que por ahora no han arrojado decesos en esa lucha encarnizada entre mexicanos, los mismos que ni siquiera saben que siguen siendo utilizados para lo mismo: para seguir siendo pobres y sin derecho a reclamar nada por el incumplimiento de lo que hoy siguen siendo solo promesas.

Mientras ese ejército prefiere ir de compras a Santa Fe y demás centros comerciales de la Ciudad de México, que atender la misión que les ordenaron desde Chiapas, Veracruz, Guanajuato, Nayarit, Chihuahua, Quintana Roo y de otras entidades, principalmente del Verde Ecologista y por supuesto, priistas, la mancuerna arrepentida: Alejandra Barrales-Ricardo Anaya, solo abonaron al desgaste del PRD y del PAN, pese a que Josefina Vázquez Mota recibió la “suma que resta” del Partido Encuentro Social, en tanto Juan Zepeda, del PRD, se desgasta convocando a un “debate” personal a Andrés Manuel López Obrador, que por cierto, aprovechando el pretexto, este martes celebra una concentración en su madriguera, en Neza, para despotricar contra AMLO.

La férrea defensa del poder no se traduce a otra cosa, más que defender la impunidad de los protagonistas neopolíticos, que abusando del poder han llevado al despeñadero a este país, no solo empobreciéndolo, agudizando la pobreza alimentaria y llevando a millones de hombres y mujeres al desempleo y la inseguridad, permitiendo el crecimiento de la delincuencia organizada y defendiéndose entre sí para el desmantelamiento del país y el descarado pillaje. Esos son los factores que estarán a prueba en el estado de México, cuya entidad es estandarte de todo lo que se refleja en el resto del territorio mexicano y donde los mexiquenses demostrarán de qué están hechos y a qué están dispuestos.

El mayor temor de priistas, de verde-ecologistas y hasta panistas, es perder el poder y la impunidad; que de llegar a ganar Morena, con su candidata Delfina Gómez, estaría abriendo las puertas a nivel nacional, para que en 2018 pueda ganar la presidencia de la república ese partido. El único pero es que la elección mexiquense podría llevar a un escenario de sangre y muerte entre mexicanos. Eso sería lo más lamentable, pese a quienes se disputan esa impunidad, las vidas humanas no cuentan, aunque cuentan mucho.

Mientras la disputa es real en el Valle de México, en Chiapas, el presidente del Congreso del Estado, Eduardo Ramírez Aguilar se reunió con la organización Red Chiapas por la Paridad Efectiva (REPARE) para “comprometerse” a legislar sobre la protección de los derechos de las mujeres y protegerlas contra la violencia política. En materia federal existe una ley al respecto y lo obvio sería homologarla en este saqueado rincón del sureste mexicano, no obstante Eduardo Ramírez ratificó su compromiso de escuchar y legislar, de acuerdo a las voces ciudadanas y de especialistas que emanen de este tipo de foros, para fortalecer el camino a la igualdad y a una vida libre de violencia.

El Jaguar Negro también se reunió la semana pasada con empresarios y productores de otros ramos, para decirles que propondrá legislar para proteger a la clase productiva, “porque son los que fomentan el empleo y del desarrollo de la entidad”. Hubiera sido excelente que Lalo Ramírez propusiera que se legisle para frenar la irresponsabilidad de las instancias de gobierno que no cumplen con el pago de proveedores y hasta se advierta cárcel para quienes sigan cayendo en esa práctica, que es la contra parte que empobrece a la entidad cada vez más detestable y que ha hecho quebrar a cientos de pequeñas y medianas empresas proveedoras de gobierno, que lejos de esa realidad, los diputados locales aprobaron una ley electoral a modo, que le permitirá a los presentes seguir succionando dinero público hasta por doce años más, cuya actitud porfirista no deja más que claro que se pretende garantizar la impunidad hasta por dos períodos a quienes hoy se les ha detectado observaciones y desvíos de recursos, desde el gobierno estatal hasta los municipios –estos, por tres períodos más- y sean los mismos diputados de la servidumbre actual quienes protejan… serán intocables.

El que no perdona la burla es el senador Roberto Albores Gleason, al decir, con motivo del día del estudiante, que “una gran mayoría de jóvenes pierden el interés en estudiar por no tener a la vista puertas abiertas para trabajar”. ¡Pero tampoco trabajo encuentran, porque no hay senador!… Son cosas que no se cuentan, pero cuentan mucho, Roberto… ahí está pues… ¡YA!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s